lunes, 21 de febrero de 2011

El trabajo en negro bajó 15 puntos y va por más

El crecimiento económico se reflejó en una rápida generación de empleo que garantizó el rol activo estatal e hizo bajar casi 15 puntos el trabajo en negro. Será una asignatura pendiente a encarar dentro del exitoso modelo que impulsó la mejora, analizó el investigador de Conicet, Julio Neffa.

El investigador del Conicet, Julio César Neffa, analizó que, en la actualidad, el trabajo en negro está en aproximadamente 35 % de los asalariados, es decir, que bajó de casi el 50 %, casi 15 puntos.

En un reportaje de Télam, explicó que la rápida generación de empleo se apoya en el sostenido crecimiento económico en la Argentina y que hubo a la vez una lenta pero progresiva mejora en materia de ingresos.

“El mercado de trabajo se había deteriorado mucho en Argentina, sobre todo a partir de 75/76, su peor momento fue en el final de la convertibilidad. Desde esa megadevaluación y del cambio que hay en la política económica, la situación ha mejorado sensiblemente”, señaló.Sostuvo que si bien el gobierno actual y el que viene tienen estas asignaturas pendientes, “si no cambia la orientación, todo hace prever que la política va a continuar en esa dirección”.

Se preguntó ¿por qué este modelo es tan exitoso?

Y se explayó:

1) Porque permitió continuar el proceso de sustitución de importaciones.

2) Ya desde la época de la convertibilidad hubo básicamente una revolución en la agricultura. Las nuevas tecnologías, las biotecnologías, y todos los cambios que hubo en cuanto a las semillas, plaguicidas, fertilizantes, permitió la expansión de la frontera agrícola y el aumento fenomenal de la producción agropecuaria. Pero las plantaciones más rentables terminaron siendo la radicación de la soja, lo cual hizo cambiar la agricultura hacia una tendencia al monocultivo, que es lo más rentable, y el gobierno aplicó retenciones. No las inventó este gobierno, sino que las hubo en la época de Krieger Vasena y otros, pero en este momento son más importantes y permiten al Estado captar una parte de ese excedente agrícola, que es resultado de una renta extraordinaria. Porque digamos no es tanto el trabajo de los patrones, ni de los campesinos lo que genera este boom de la soja. Y básicamente, la riqueza del clima argentino, del subsuelo.

3) El Estado ha tomado una actitud más activa y ya sea por las obras o las políticas sociales, los subsidios, algunos productos, las compensaciones para evitar que algunos precios, como el pan, crezcan más.

No hay comentarios: