jueves, 7 de mayo de 2009

Opinión sobre el conflicto docente en Chubut


Mancha y piedra libre

Por Rodolfo Masseti
Publicado en Diario de Madryn 07/05/09

Esta vez al gobierno del Chubut le tocó ser “mancha”. Y cómo es el “juego de la mancha”. Un grupo de personas delimitan el territorio a jugar. Allí determinan que uno de ellos será el que inicie el juego. El elegido, al que lo denominan “mancha” y es el portador del “mal”, debe correr a los demás participantes con el fin de tocar alguno. De esta manera le pasará la “mancha” a otro y desligarse de dicho infortunio lúdico.

Conflicto docente

El escenario fue el despacho de la ministro de Educación Mirta Romero. Era la tarde- noche, de una reunión que llevaba más de cuatro horas de deliberación. Los protagonistas centrales fueron los representantes gremiales de los docentes. Cómo termino la discusión: Desalojo de los docentes del Ministerio de Educación con represión por parte de la policía. Todo esto sucedió durante la madrugada.

Cómo llegó a suceder esto

Una deliberación, cualquiera que fuere, que dure más de cuatro horas es determinantemente insana. La degradación del estado de ánimo y de stress provocado por la discusión y el análisis a esa altura es importante. Si las partes no llegaron a un consenso es muy probable que los termine ganando la exaltación y el nerviosismo. Fue en ese crucial momento que entró en juego lo más extremo de las intenciones. Y es ahí, dado el contexto político del escenario, que entró en juego la experiencia de cada uno de los participantes.

La acción directa

Para aquellos que de alguna manera u otra participaron en política. Digo, no pintando paredes, tocando el bombo, llevando una bandera, repartiendo un volante, yendo a una marcha o coreando consignas en una marcha. Sino, aquellos que mediante el análisis del escenario de conflicto, definen las acciones a seguir de acuerdo a la situación de la coyuntura. Con el objetivo puesto a alcanzar las conquistas buscadas y que son, en definitiva, la raíz de toda acción. Bueno, aquellos que de alguna manera u otra participaron en política, sabe que toda acción directa conlleva una respuesta, una reacción por parte del destinatario de la acción. Es de imaginar, y es difícil creer en la ingenuidad de los dirigentes docentes, que cuando los representantes gremiales de los maestros decidieron realizar una toma de un organismo estatal, no estaban contemplando la posibilidad del desalojo policial.

El juego de la mancha

Determinar la toma de un edificio público no es algo compulsivo. La acción directa es algo que se determina previamente. Suele ser el plan B. Porque la acción directa genera situaciones de violencia. Si existe un conjunto de trabajadores que está dirigido por compañeros que se manejan compulsivamente, el futuro de ese grupo ya está sentenciado al fracaso.

Al decidir la acción directa se sabe previamente que va a venir la respuesta. Es más. Se sabe y se espera que sea así. De esta manera convalida la acción del grupo y se demuestra, se pone en evidencia, quién es el violento. Al decir del juego, “le pasa la mancha al otro”. Para el que realiza una acción directa es importante demostrar que el que violenta es el otro.

Lo que no se puede entender cómo es que el gobierno provincial cae en el juego. Tal vez se puede justificar la inexperiencia política de la ministra de Educación, que al ver que se le va de la mano el conflicto, lo primero que atinó fue realizar una demanda judicial para que intervenga la policía. Cómo cualquier ciudadano que se ve violentado. Pero la ministra Romero no es cualquier ciudadano. Es una dirigente política. Está al frente de un organismo del Estado y cuya función es desarrollar estrategias políticas para dicho sector. Es una dirigente política. No se puede o tal vez sí, según las personas que la conocen, dotarla de ingenuidad política. Y que, solamente fue desbordada por el conflicto.

Tal vez fue mal asesorada por otro dirigente, con la misma inexperiencia que ella. O tal vez, la represión sea el espíritu de este gobierno. Lo cual contradice otros tipos de acciones que tienen a este gobierno como protagonista. Sin embargo, la decisión del Estado provincial de judicializar el conflicto en aquella desagradable noche establece este tipo de conjeturas. Y ante la represión no hay justificación alguna. Esta vez, el gobierno del Chubut es mancha. Pero también, se descubrió las verdaderas intenciones de todos los actores del conflicto.
Piedra libre para todos mis compañeros!!!

No hay comentarios: