domingo, 20 de julio de 2008

Aporte de Agencia NAC&POP - Edición CNE-Chubut

El titular de CNE-Chubut adhirió a la solicitada publicada en PáginaI12
LA CARA OCULTA DEL CONFLICTO POR LAS RETENCIONES.

Por Norberto Galasso. Historiador

Desde muy lejos viene aquella enseñanza de que, en política, el error es peor que el crimen. Por esta razón, los argentinos -y en especial, los sectores medios- deben desechar las fábulas que emite la nueva derecha comunicacional y bucear en lo profundo del enfrentamiento que vivimos para encontrar su cara oculta. Nadie puede dudar de que hay en juego miles de millones de dólares si se aplican o no las retenciones, enorme renta que se redistribuiría hacia el Pueblo o sería usufructuada exclusivamente por el sector agropecuario, especialmente por los grupos parasitarios que han hecho un Dios de la renta y el mercado.

En solo una frase, De Angelis ha revelado el centro de la discusión: "El que quiera comer lomo, que lo pague 80 pesos el kilo, como pasa en Uruguay". Así barrió de un solo golpe con todos los falsos argumentos que se oponían a quienes explicaron, desde el Campo Popular, lanecesidad de desconectar los precios internos de los altos precios internacionales y transparentó, por fin, la avidez insaciable de estos sectores y su profundo sentido antisolidario. Con esa frase, cerró el debate. Y esa señora de clase media de Flores o Caballito que se sometió a "la zoncera" mediática de endiosar al campo, ahora ya se ha enterado de cuáles son las intenciones y lo que deberá afrontar a la hora de preparar la comida familiar. Esperemos que no ocurra, como decía Jauretche, que "cuando muere el zonzo viejo, queda la zonza preñada".
De cualquier modo, esto está claro y no da para más. Pero lo que se mueve bajo la superficie de estas aguas, resulta algo aún más peligroso. Se trata de desestabilizar al gobierno. La acción conjunta de cortes de ruta y desabastecimiento, con campañas opositoras insólitamente agresivas por parte de los grupos que concentran los medios de comunicación -a lo cual se sumó el frustrado intento de un cacerolazo que tuvo por epicentro el Barrio Norte de la Capital Federal- habla a las claras del propósito de jaquear al gobierno para interrumpir el curso de un proceso de recuperación nacional y popular, harto difícil, en el cual existen varias asignaturas fundamentales pendientes, pero que ha sido expresión de la voluntad popular hace muy pocos meses.

Que además ha avanzado en el terreno de los Derechos Humanos, el respeto a las reglas de juego democráticas y ha dado pasos dirigidos a reunificar a la Patria Grande Latinoamericana como nunca antes. De aquí resulta evidente que esta insurrección agropecuaria -de tinte claramente corporativista, a la cual le cabría perfectamente la caracterización de fascista- no sólo va por la renta agraria diferencial, enorme hoy por los altos precios internacionales, sino contra un gobierno que considera expresión del setentismo, de los piqueteros, del montonerismo y otras calificaciones que estiman denigrantes y que les resultan insoportables porque expresan lo mejor del peronismo, fuertemente atravesado por la crisis desde la muerte de Perón.

Lo que está en disputa son dos modelos opuestos. El nacional y popular, que avanza en el intento de redistribuir ingresos y que debe profundizar sus medidas -recupero de las fuentes de energía y las empresas públicas, ley de radiodifusión y otras- y el modelo agroexportador dependiente que marcó la mayor parte de nuestra historia hasta 1945, en beneficio de unos pocos, los de siempre, liderados por la Sociedad Rural y los grandes diarios que fueron cómplices tanto del menemismo como de la dictadura genocida del 76/83.

Por eso, rechazando la avalancha de mentiras que difunden cotidianamente los grandes medios, la mayoría popular defenderá a estegobierno frente al proyecto reaccionario que se ha montado alrededor del conflicto agropecuario.
Luchemos pues por un frente político autónomo y antioligárquico que le dé contextura popular a este proceso en marcha, hoy amenazado.

Adhieren las siguientes organizaciones:

Movimiento Popular Liberación, Agrupación La Campora, Agrupación 19 y 30 (Proyecto Sur), Frente Nacional Campesino, Mujeres por la igualdad, solidaridad, equidad y comunas, Movimiento Social Productivo de La Matanza- Patria Grande, Asociación Pequeños Emprendedores Matanceros (APEM), Cooperativa de Trabajo Los Pibes del Playon, Movimiento Nacional de Trabajadores Cartoneros (MNT-Car), Partido solidario (Córdoba), Movimiento 8 de Octubre, Mesa de Estudio y Lucha "Tosco Vive", Frente de Organizaciones Sociales- Comunas (FOS-C), Asociación de Periodistas Los 100, Partido de la Izquierda Democrática, Centro de Estudios de la Patria Grande (CEPAG), Agrupación Peronista Juan José Valle de Ensenada, Movimiento de Trabajadores de la Democracia Cristiana, Asociación de Radios y Medios Independientes Comunitarios Bonaerenses(A.R.M.I.C.O.B.O), Federación de Entidades de Fomento y Organizaciones Libres del Pueblo de Quilmas, Asociación Civil "Aguante la Manga".

Apoyan:

Hebe de Bonafini / Hilda Bustos / Alfredo Ferrarese / Horacio Ghilini / Alejandro Kacero / Lido Iacomini / Hugo Chumbita / Rubén Dri / Aurelio Narvaja / Luis Farinello / Benigno López / Martin Garcia / Esther el Kadri / Gabriel Fernández / Víctor Ego Ducrot / Néstor Piccone / Stella Calloni / Ana T. Lorenzo / Alberto Lapolla / Néstor Corsini / Marcelo Frondizi / Julio César Urien / Rodolfo Casals / Carlos Girotti / Juan Carlos Iturrioz / Guillermo Wierzba / Dante Rubio / Marcelo Coria /Marcelo Iturbe / Ricardo Vissani / Humberto Spaccesi / Carlos Barreiro / Alberto Segal / Luis Gómez / Raquel Orella / Martha Schmucler / Ramón Cieri / Marcelo Arbit / Jorge Pinedo / Andrea Mindlin / Gabriel Rubinstein / Jorge Paolini / Graciela Ochoa / Pablo Koenig / Jorge Catena / Doris Carpani / Lila Pastoriza / Pedro Lanteri / Ignacio Vélez Carreras / Susana Buscetto / Eva Malvina Figueredo / Diana Aistein / Liliana Garcia / Oscar Montiel / Lucio Montenegro / Marcela Colcerniani / Antonio Burela / Guillermo Varela / Carlos Berman / Martín Salomone / Graciela Elguer / Graciela Goremblic / Carlos Flaskamp / Horacio Chitarroni / Gremán Ibañez / Raquel Orella / Eduardo Vaianella / Alejandro López / Luis Echandía / Cristina Zuker / Judith Said / Oscar Abudara Bini / Fabian Mettler / Eduardo González / Aurelio Argañaraz / Raúl Hugo Ramírez / Raúl Schnabel / Mirta Gaggini / Rosa Bisagra / Maximiliano Molocznik / Mario Ulanovsky / Jorge Déboli / María Otheguy / Jorge Guillermo Carbajal / Ariel Scala / Maria A Magliocchini / María Eugenia Flammini / Diego Gustavo Oliveira / Maximiliano Miranda / Enrique Sales Alé / Cristina Mangravide / Luis Guillermo Ramos / Adelma Manna / Franco Agustín Lucietto / Facundo Cersósimo / Ana Laura Petrone / Ruben Fanesi / Ignacio Rojo / Abel Diez / Mariana Tkachuk / Roberto Páez González / Inés Bienati / Sabina Etcheverry / Ana Toloza / Silvia Pérez / Luisa Santos / José Rosano / Ana Agulla / Mirta Chávez / Ronald Bohan / Rosa Vazquez / Rita Benitez / Carmen Ledesma / Roberto Jara / Héctor Luís Aráoz / Maria Laura López / Osvaldo Vergara Bertiche / Néstor Gorojovsky / Rubén Rosmarino / Sergio Espinoza / Rut Slimovich / Marta Fernández / Rafael Menghi Adiana Molnuevo / Manuel "Coco" Santarcieri / Eduardo Mario Pérez / Oscar Oriolo / Anibal Ferrante / Osvaldo Tondino / Ofelia Rosales Giménez / Kongo Bermúdez / Jorge Degiuseppe.

*************************************************************************

Estrategia neoliberal
LAS ETAPAS DEL 'GOLPE SUAVE'

Escrito por Oscar Merlo
-El País - EFE - El Nacional - AFP
De acuerdo al politólogo estadounidense Gene Sharp, la estrategia del 'golpe suave' puede desarrollarse por etapas jerarquizadas o simultáneamente.

1ra etapa:
Ablandamiento
(Empleando la guerra de IV generación).

Desarrollo de matrices de opinión centradas en déficit real o potenciales.
Cabalgamiento de los conflictos y promoción del descontento. Promoción de factores de malestar, entre los que destacan: desabastecimiento, criminalidad, manipulación del dólar, paro patronal (lockout) y otros. Denuncias de corrupción, promoción de intrigas sectarias y fractura de la unidad.
2da etapa:
Deslegitimación.


Manipulación de los prejuicios anti-comunistas (anti-populistas). Impulso de campañas publicitarias en defensa de la libertad de prensa, derechos humanos y libertades públicas. Acusaciones de totalitarismo y pensamiento único. Fractura ético-política.
3ra etapa:
Calentamiento de calle.

Cabalgamiento de los conflictos y fomento de la movilización de calle. Elaboración de una plataforma de lucha que globalicen las demandas políticas y sociales. Generalización de todo tipo de protestas, exponenciando fallas y errores gubernamentales. Organización de manifestaciones, trancas y tomas de instituciones públicas (no respeto a las instituciones) que radicalicen la confrontación.

4ta etapa:
Combinación de diversas formas de lucha.
Organización de marchas y tomas de instituciones emblemáticas, con el objeto de coparlas y convertirlas en plataforma publicitaria. Desarrollo de operaciones de guerra psicológica y acciones armadas para justificar medidas represivas y crear un clima de ingobernabilidad. Impulso de campaña de rumores entre fuerzas militares y tratar de desmoralizar los organismos de seguridad.

5ta etapa:
Fractura institucional.


Sobre la base de las acciones callejeras, tomas de instituciones y pronunciamiento militares, se obliga la renuncia del presidente.
En casos de fracasos, se mantiene la presión de calle y se migra hacia la resistencia armada.
Preparación del terreno para una intervención militar del imperio o el desarrollo de una guerra civil prolongada.
Promoción del aislamiento internacional y el cerco económico.

No hay comentarios: